CÁMARAS DE VIGILANCIA INTERIOR

El ritmo de vida que llevamos, nos obliga a estar fuera de casa durante muchas horas bien por trabajo, por estudios o por asuntos personales. En cualquiera de todas las anteriores  nos vemos en la situación de dejar a nuestros mayores a la intemperie durante nuestra ausencia o en otros casos a nuestras mascotas sabiendo que van a hacer de las suyas. También puede ser que tu labor se realice de forma telemática y, además, estés a cargo de bebés u otras personas que dependen de ti. Es todo ello lo que nos lleva a necesitar de un dispositivo de vigilancia que nos ayude a estar más relajados. De esta forma, podemos estar atentos a la situación de nuestra casa mientras atendemos a otras labores sin necesidad de contratar o invertir dinero mensual en cuidadoras u otros servicios.

MEJORES CÁMARAS DE INTERIOR DEL MERCADO

¿ QUÉ CARACTERÍSTICAS DEBES SABER ?

Si te encuentras en la situación mencionada o simplemente quieres tener vigilada una zona de la casa en específico, aquí te mostramos las características básicas que debe tener tu cámara para una correcta vigilancia: 

  1. Audio bidireccional: si tuviese que señalar el requisito más importante para una cámara de interior sería este. Si estás cuidando de cualquier persona o mascota y ves que necesita ayuda o requiere de tu atención, el hecho de que lleve integrado un micrófono en la aplicación correspondiente a la marca y un altavoz al otro lado, te permite la fácil comunicación de una manera instantánea. 
  2. Sensor de movimiento: con el sensor de movimiento la cámara se activará al sentir uno de ellos y grabará un vídeo de unos segundos que recibirás en tu dispositivo. Esto permite la libertad de no andar pendiente de mirar la cámara a través de la aplicación constantemente y cogerlo solo cuando te llegue la notificación. 
  3. Portátil: que sea una cámara pequeña o compacta nos da la versatilidad de poder moverla por distintas zonas según lo que necesitemos. Quizá mientras estés en casa necesites vigilar al bebé que se encuentra durmiendo en una habitación. Pero cuando sales, dejas al perro en el salón y necesitas cambiar la zona de vigilancia. Por eso, esta característica es muy útil ya que solo debes trasladar la cámara y conectarla a una toma de corriente. 
  4. Compatibilidad con dispositivos inteligentes: actualmente no son pocos los usuarios que usan dispositivos inteligentes como Alexa, HomeKit, Google Home etc. Por ello, uno de los requisitos que muchos solicitan es la compatibilidad de las cámaras con estos dispositivos. Esto permite la amplitud de distintas funciones o la unión de las mismas. 
  5. Control remoto: tener la posibilidad de ver lo que está sucediendo en todo momento es un gran punto a favor. Desde la aplicación correspondiente puedes acceder a la cámara y mover el objetivo tanto como te lo permita el ángulo del dispositivo. Si llevas un rato sin recibir ninguna alerta o necesitas asegurarte de que todo está bien, con esta opción lo tienes asegurado.

¿ DÓNDE UBICARLA ?

Para instalar una cámara en el interior de tu casa debes saber primero qué intención tienes con ella. El primer paso es pensar si va a ser para el control de personas mayores, bebés o mascotas, o si en cambio, va a ser para la vigilancia de extraños que puedan colarse en el hogar. En el caso de la primera opción, debe colocarse en un lugar cuya visión no se entorpezca, aunque no es necesario que esté escondida. Esto te da una mayor versatilidad a la hora de ubicarla. Al contrario, si tu idea es generar alertas al saber que un intruso se ha colado en tu casa, debes colocarla de forma que no se aprecie a la vista, pero que en caso de hurto puedas tener las imágenes claras y nítidas.

Con todo esto aquí os dejamos los 4 mejores sitios para ubicar tu cámara de interior:
  • Techo o parte superior de una habitación
  • Pasillos o zonas de entrada
  • Estanterías
  • Mesas